Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Electro drama para un varieté científico

2 de febrero de 2024
|
|

Por Laureano Debat

Tres artistas que conforman una banda de música de los años 80 descubren el poder del electromagnetismo y consiguen viajar en el tiempo, mientras interpretan canciones de diferentes rincones del mundo, desde Tino Casal a Mickael Jackson. Mientras tanto, nos van enseñando todas las máquinas que conforman la exposición, consiguiendo una mixtura perfecta de divulgación científica, humor y glitter.

Pero empieza a haber problemas, porque ellos tenían el objetivo de componer un supertemazo inspirado en el electromagnetismo y nunca lo conseguirán. Lo que sucede es que se pasan de parada y viajan hasta febrero de 2024, es decir, hasta nuestro presente, para encontrarse con Jesús Letosa, director del Equipo Docente de Electromagnetismo del Departamento de Ingeniería Eléctrica (Universidad de Zaragoza), desde donde surge esta exposición.

“Las máquinas son para todos los públicos. Cualquier persona interesada en cuestiones tecnológicas pueden ver la exposición y enterarse de cómo funcionan algunas máquinas, incluso intentar construir alguna. Hemos hecho muchas visitas para el público joven e infantil y han salido muy bien. Esta mañana un niño nos preguntó qué le pasaría a una ardilla si se metiera adentro de esa bola, algo que no se le ocurriría a una persona adulta”, dice este profesor de la Unizar que encabeza El gran espectáculo eléctrico, un recorrido por diferentes experimentos eléctricos a lo largo de la historia.

La estética de la exposición emula la carpa de un circo, con banderines de todos colores colgados de varias sogas que atraviesan en el techo. Cada máquina está colocada en una caseta como si se tratara de un desfile de varietés. Dentro de cada cubículo, un espectáculo eléctrico: la bola de plasma de Tesla, el generador de Whimshurst, el levitador magnético de Myrton, el generador de Marx. Todas estas máquinas forman una constelación de fenómenos eléctricos y magnéticos que aún hoy consiguen asombrarnos al permitirnos controlar rayos, levitar objetos o transmitir energía eléctrica sin cables.

Son las máquinas que el equipo docente que lidera Jesús Letosa utiliza para la enseñanza de la asignatura de Electromagnetismo en la universidad. “El objetivo de la exposición era divulgar las cuestiones relativas al electromagnetismo, es decir, todo lo que enseñamos en clase. Y el otro objetivo era llevar este tipo de máquinas y esta exposición a entornos rurales, a sitios donde normalmente no llegan estas cosas”, comenta sobre esta exposición que una vez que acabe en Etopia, el día 2 de marzo, irá a la Almunia de Doña Godina, después a Tardienta, después a Vilanua y hasta llegar a diez pueblos de Aragón, que es lo que pauta el proyecto.

Mientras tanto, los músicos de la Orquesta Escuela continúan con sus viajes en el tiempo, tratando de dar con esa canción que buscan y disfrutando de las bondades del electromagnetismo.

Comparte

Actividades relacionadas

24 febrero 2024

Contenidos relacionados

No se encontraron más contenidos relacionados