Hedy Lamarr

Este programa está dentro de: Cultura

El Programa de Residencias Hedy Lamarr es un proyecto con el que se contribuye a la erradicación de barreras de género en el ámbito artístico y tecnocientífico.

En este programa, el equipo de la FZC selecciona a una mujer cuyo trabajo se enmarca en las líneas de investigación y producción  de Nuevos Medios en el Centro de Arte y Tecnología, y cuya trayectoria y proyección puede verse beneficiada con su paso por Etopia, con la que desarrolla un proyecto de estancia, producción y devolución a la ciudadanía zaragozana.

Marzia Mataresse

Dreaming about mushrooms dreaming about me spleeping between their gills – Ch. 1: Metabolic affair

Con su olor impregnado en las plantas de los pies, me alejo mientras gotas y fragmentos deslizan silenciosamente por mis piernas: escamas de piel, sudor y pelo; fibras micro-plásticas de la ropa que llevo; productos químicos, acumulados en mis venas y tejidos, supurando por los poros.

El rastro de materia orgánica y sintética que voy dejando atrás resuena en el tiempo como un iniciador de retroalimentaciones y resonancias metabólicas. Como recordatorio de que una vez compartimos un espacio-tiempo común.

Sólo podemos contar lo que nos ocurre una vez haberlo asimilado.

Tal vez ya adivinaron que en otra configuración espacio-temporal habría ocurrido una relación opuesta. Fueron atraídxs a la experiencia por el deseo de probar la sensación de lx otrx.

Marcado en el código molecular de la materia, el recuerdo de que yo era la que metabolizaba y ellxs eran lxs que hablaban. Nuestra historia común sólo puede contarse a través de este continuo repliegue de tiempo, espacio, cuerpos/materia y metabolismo.

Lo que se deja caer sólo se pierde si no hay nadie que lo recoja.

Sobre el proyecto en residencia

Dreaming about mushrooms dreaming about me sleeping between their gills evoca el deseo de establecer una “perspectiva” o “espacio-tiempo encarnado” común con los hongos, resquebrajando el marco epistémico del antropocentrismo y posibilitando la construcción de una dimensión compartida para crear lenguaje, memoria, cuerpo y sentido juntxs. El proyecto se articula mediante varios capítulos que recogen distintos momentos de investigación y creación, trazando puentes entre las artes visuales, la micología, la micro-biología y las ecologías queer. 

Una de las dificultades en plantear un trabajo que se desarrolla mediante prácticas que afectan, implican o interpelan a otras especies es, además de la responsabilidad de estar trabajando con organismos vivos, delimitar los sesgos y parcialidades de las narrativas que se generan. 

Qué pasa, por ejemplo, cuándo nos remitimos a conceptos como el de interespecismo, aún sabiendo que éste se articula principalmente, si no exclusivamente, a través de una sola voz (la humana)? Esta pregunta está vinculada con los espacios de visibilidad y de presencia, al reconocimiento en los procesos, al lenguaje y códigos compartidos y a la construcción de historias comunes. Seguramente, en lenguajes o manifestaciones que no somos capaces de observar (como la afectación sobre el pH del cuerpo, una variación de temperatura, un intercambio químico de moléculas, por ejemplo), hay maneras en que otros organismos articulan historias o construyen sus narrativas que afectan su memoria y los legados que se transmiten en más direcciones, entre generaciones y especies diferentes (por ejemplo, en el suelo, en la interacción entre bacterias, hongos, plantas).

Para abordar esta difracción de los puntos de vista (que luego confluyen en lo que humanamente definimos “narrativas”), es importante destacar la dimensión encarnada de la perspectiva y del mundo que se construye a su alrededor. Según Eduardo Viveiros de Castro, una perspectiva es necesariamente encarnada, porque es una propiedad del cuerpo, ya que depende del punto de vista. Sería posible, a tal punto, imaginar un órgano prostético que nos permita encarnar (aunque sea parcialmente o de manera errónea) la perspectiva de lxs otrxs, en este caso concreto, la de los hongos? Si, en lugar de un intercambio momentáneo de subjetividad entre puntos de vista, imaginaramos un tercer cuerpo o espacio-tiempo encarnado que nos podría alojar temporalmente a ambxs? Cómo sería ese órgano que nos permitiría darle cabida a esta dimensión compartida, híbrida?

En el marco de la residencia Hedy Lamarr, coge cuerpo el primer capítulo de Dreaming about mushrooms […]: Metabolic Affair. I eat you, you eat me. En éste, la investigación se focaliza en explorar las posibilidades de establecer un vínculo metabólico entre la artista y sus cultivos de hongos. A partir de un proceso teórico-práctico de investigación y experimentación, se plantea indagar los procesos metabólicos como medio de conexión entre lo orgánico y lo afectivo, apelando a la capacidad del metabolismo de funcionar como sistema de memoria y de lenguaje. 

Usando materia orgánica procedente del proprio cuerpo como alimento para los hongos, se explora la circulación de algo más que la energía a través de los procesos tróficos de asimilación y transformación de la materia. Una voz, la de los hongos que hablan (McKenna), reverbera a través del tiempo, fluyendo y trazando rutas dentro de diferentes cuerpos: el del micelio y de la artista. 

Actividades relacionadas

11 marzo 2021 –
31 julio 2021

Contenidos relacionados

No se han encontrado contenidos relacionados

Galería de fotos

Bio

Marzia Mataresse
Artista

Marzia Matarese ( Nápoles, 1989 ) articula su práctica entre la micología radical y las artes visuales, participando en diversos procesos de investigación y creación individual y colectiva.

Su trabajo se alimenta de la observación desordenada y de la ficción especulativa, volcándose en diferentes medios: el vídeo, la instalación, los medios de cultivo.

En 2020 funda junto con otros colectivos el Enclave Micopirata Mutante, una red comunitaria de compartición de procesos y conocimientos generados alrededor de la micología DIWO.

Junto con Patricia Usero (artista sonora) es miembro de Arquea Colectivo, un dúo que trabaja en las intersecciones entre la creación sonora, el arte visual y la biología.

Es parte del punto7, un grupo que se congrega anualmente en el desierto de Tabernas (Almería) con el objetivo de generar encuentros experimentales vinculados al espacio y a la performance sonora.

Actualmente es residente en Salamina, un espacio compartido por artistas en L’Hospitalet del Llobregat (Barcelona).

Redes sociales del programa

Organiza

Ediciones anteriores

Choice Billing Address

×